La medallista de Lima 2019, representante de la campaña “Iguales en el deporte, iguales en la vida” del Proyecto Legado de los Juegos, asegura que las mujeres y los hombres pueden tener la misma presencia y oportunidades en el deporte.

Los Juegos Lima 2019 nos permitió vivir la experiencia de organizar la mayor fiesta multideportiva del continente y conocer historias valiosas de nuestros deportistas que alcanzaron la gloria tras años de esfuerzo y lucha de manera silenciosa. Ese es el caso de Pilar Jáuregui, quien nos entregó una medalla de oro en los Juegos Parapanamericanos, al ganar la competencia de Para bádminton, ante la atenta mirada del Presidente de la República, Martín Vizcarra.

Esa medalla de oro se convirtió en el cierre perfecto de años de esfuerzo de nuestra Para deportista, que nunca dejó de luchar, a pesar de las limitaciones que tienen las personas con algún tipo de discapacidad.

Para Pilar Jáuregui Cancino (Puno, 1988), cada dificultad significa una nueva forma de mostrar su fortaleza, una fuerza que creció y aprendió del Para deporte, que le enseñó que las limitaciones están en la mente. Gracias a ello, pudo conocer a personas con mayor discapacidad, pero con una forma increíble de vivir y que la siguen sorprendiendo porque la ayudaron a nunca rendirse, a pesar de todo, y entender que la vida continúa.

‘Pili’, como todos la conocen con cariño, tuvo que afrontar muchos retos en su vida. A los 10 años, una lesión congénita la llevó a utilizar primero un bastón, luego muletas y finalmente una silla de ruedas. Terminado el colegio, Pilar estudió moda y, como toda adolescente estaba muy ligada a las apariencias, al estilo, no quería usar la silla de rueda, las muletas, pero todo cambió cuando conoció el Para deporte.

De niña practicaba el deporte casi a diario, pero la discapacidad empezó a ganar su proceso: dejó de correr y luego de caminar; todo era un momento oscuro, en ese instante de vida, hasta que sus papás la acercaron nuevamente al deporte, la ayudaron a seguir este sueño, la llevaron a los entrenamientos y hoy son su mayor ejemplo y guía para no dar por concluida una tarea hasta entregar los últimos esfuerzos de lucha.

Y con la persistencia, llegó la motivación que el deporte le devolvió. Empezó con el Tenis de campo, luego el Baloncesto en silla de ruedas, pero el Para bádminton la ayudó a ser más responsable, más independiente, a competir sola afuera de nuestras fronteras. Pilar encontró en el Para deporte el carácter que necesitaba para afrontar la vida, a sobrellevarla de la mejor manera pese a la discapacidad, además aprendió a no tener limitaciones pues ella misma se demostró que siempre se puede.

“Lo más valioso es que nos convertimos en mujeres guerreras y que gracias al Para deporte no tenemos excusas para lograr nuestras metas. Estoy agradecida porque hoy aprendí a ser feliz con lo que soy y con lo tengo, a superarme sola y no frustrarme cuando las cosas salen mal. Y todo esto gracias al Para deporte”, señala Pilar Jáuregui.

CAMPAÑA “IGUALES EN LA VIDA, IGUALES EN EL DEPORTE”

Debido a su esfuerzo y valentía, Pilar Jáuregui se convirtió en representante de la campaña “Iguales en la vida, iguales en el deporte”, legado que deja Lima 2019 para que todos los deportistas tengan las mismas condiciones. “Las mujeres tenemos las mismas condiciones, las mismas fuerzas y la misma capacidad para lograr desarrollar todas nuestras metas”, señala Pilar.

“El deporte es una herramienta de empoderamiento femenino y un espacio donde las mujeres puedan tener la misma presencia y oportunidades que los hombres y así trabajar para alcanzar la igualdad, justicia para superar prejuicios y estereotipos; además de lograr la paridad y la práctica de deporte sin discriminación”, afirma la medallista.

¡Estas son las últimas Noticias Destacadas!
¡Noticias Locales Destacadas!
¡Noticias Regionales Destacadas!
¡Noticias Nacionales Destacadas!
¡Noticias Destacadas de Economía!
¡Otras Noticias Destacadas!
¡Caricaturas, Fotos, Infografías y Vídeos Destacados!