EY Perú presenta información sobre el impacto del COVID-19 en la gestión de la compensación en las empresas. Los sectores más interesados en fortalecer el trabajo remoto son: Finanzas y Seguros (89%), Petróleo y Energía (89%), Comercio (81%), Alimentos y Consumo Masivo (79%) y Servicios (77%). El 49% aseguró tener planes de reducir/congelar las contrataciones una vez levantada la cuarentena.

Tres meses después de la declaración del Estado de Emergencia en el Perú, el regreso a la normalidad parece volverse cada vez más difícil. El Banco Mundial estima que la economía peruana se contraerá en 4.7% este año y, aunque el Gobierno tiene preparado un plan de estímulo a la economía equivalente a más del 12% del PBI, las pérdidas económicas, sociales y humanas serán altas. Para conocer a fondo cómo se vienen adaptando las empresas a esta coyuntura, EY Perú presenta “Impacto del COVID-19 en la gestión de la compensación”, una encuesta realizada de forma online entre abril y mayo de este año a 200 empresas a nivel local.

“Nos encontramos en un escenario donde la adaptación y resiliencia son clave para las empresas. Ahora más que nunca es necesario que estas se reinventen, que lleven sus productos al e-commerce, y rompan con el paradigma del presencialismo, fomentando una cultura de orientación a resultados, para que puedan sacarle provecho al trabajo en remoto y además minimicen los riesgos en salud.

En medio de esta coyuntura Gerencia de Gestión Humana viene jugando un rol fundamental para las compañías debido a que es la encargada de manejar uno de los presupuestos más grandes de la empresa, por eso, la encuesta “Impacto del COVID-19 en la gestión de la compensación” resulta de gran utilidad, ya que muestra cuáles son las nuevas prácticas que están adoptando las empresas para superar airosamente esta crisis”, comentó Renán Mantilla, Gerente del Área Laboral de EY Perú.

Según la encuesta de EY Perú, la mayoría de las empresas (57%) afirman que el COVID-19 no ha tenido un impacto significativo en la continuidad de sus operaciones. Algunos de estos sectores son el de Alimentos y Consumo Masivo, Tecnología y Comunicaciones, y Petróleo y Energía. Sin embargo, para el 43% restante, el impacto ha sido alto. Se trata del sector Turismo (64%), Construcción e Inmobiliario (31%), y Minería y Metalurgia (22%).

En cuanto a aquellas empresas de rubros no esenciales en las que el trabajo en remoto no se ha podido implementar durante esta coyuntura, el 64% aseguró que continúan abonando la remuneración completa a todos los colaboradores: el 38% lo realiza sin modalidad alguna y el 26% bajo la modalidad de licencia con goce de haber. Esto es un indicador que las empresas vienen apostando por el empleo y la seguridad de sus empleados (solo el 16% está optando por la suspensión perfecta de labores o licencia sin goce de haberes).

Asimismo, el 80% del total de encuestados comentó que están considerando implementar medidas de contención como el otorgamiento de vacaciones (69%), permisos y licencias no remuneradas (34%), así como acuerdos de reducción salarial (54%), para aliviar su situación financiera.

La encuesta también arrojó que de las empresas que aplicaron la reducción de salarios, el 56 en todos los niveles de la organización. Por otro lado, el 84% aseguró que han suspendido sus procesos de contratación por el momento: el 62% en todas sus posiciones y el 22% restante solo en algunas. Y, el 49% aseguró tener planes de continuar con esta política una vez levantada la cuarentena.

“Ningún plan de contingencia empresarial consideraba efectos tan nocivos como los ocasionados por el COVID-19, por esto, las empresas se vieron forzadas, entre otros, a sacrificar el nivel de ingreso de sus colaboradores para garantizar la continuidad del negocio. Las empresas apuestan por el empleo; inclusive cuando la suspensión perfecta de labores es una alternativa, la mayoría ha optado por acciones menos radicales, que afecten en menor medida la cadena de pagos”, analizó el experto en derecho laboral en base a los resultados arrojados por la encuesta.

En cuanto a cómo se vienen preparando las empresas para los nuevos retos que les deparará el levantamiento de la cuarentena, el 99% aseguró que consideran aplicar una serie de prácticas para mitigar el impacto del COVID-19, entre ellas: el aumento de las medidas de seguridad en sus oficinas (87%), el trabajo en remoto (68%), así como horas de trabajo flexibles (44%).

Los sectores más interesados en fortalecer el trabajo remoto son: Finanzas y Seguros (89%), Petróleo y Energía (89%), Comercio (81%), Alimentos y Consumo Masivo (79%) y Servicios (77%). En cuanto a este último, a pesar de no entrar en las actividades esenciales, por la naturaleza de sus funciones, las empresas de servicios han podido mantener a sus equipos activos a través del trabajo en remoto durante la cuarentena, lo que explica que estén dentro de los principales sectores que piensan reforzarlo en los próximos meses.

La encuesta también arrojó, con respecto al trabajo remoto, que el 71% de las empresas tiene en sus planes brindar algún beneficio extraordinario a sus colaboradores, tales como la formación y capacitación de sus trabajadores en la modalidad remota (51%) o la provisión de herramientas ergonómicas que garanticen una mayor comodidad desde casa para su personal (31%). Solo el 9% aseguró tener en sus planes compensar a sus colaboradores por los gastos enfocados al trabajo remoto.

EL DATO:

El 80% del total de encuestados comentó que están considerando implementar medidas de contención como el otorgamiento de vacaciones (69%), permisos y licencias no remuneradas (34%), y acuerdos de reducción salarial (32%), para aliviar su situación financiera. 

¡Estas son las últimas Noticias Destacadas!
¡Noticias Locales Destacadas!
¡Noticias Regionales Destacadas!
¡Noticias Nacionales Destacadas!
¡Noticias Destacadas de Economía!
¡Otras Noticias Destacadas!
¡Caricaturas, Fotos, Infografías y Vídeos Destacados!